Abile Educativa
Intervención especializada y personalizada: niños, adolescentes, adultos y tercera edad

Problemas psicológicos

grupo manos abile

Las aplicaciones de la logopedia son múltiples y variadas. La incidencia de trastornos en edad escolar es elevada y ello interfiere de forma negativa sobre aprendizajes y sobre el desarrollo del individuo. La comunicación humana es soporte vital y básico para aprender. Es desarrollo comunicativo va ligado al desarrollo cognitivo y psicosocial. De ahí la importancia de la intervención logopédica aplicada a cada situación particular y con técnicas como el “acting” aplicadas sobre todo a la transferencia y generalización de lo aprendido.

A.- Trastornos de conducta: niños y adolescentes

Las personas aprendemos casi todas las cosas que hacemos y gran parte de los problemas comportamentales son aprendidos o tienen que ver con variables situacionales. Otras veces existen trastornos de conducta comórbidos o asociados a otras alteraciones o peculiaridades. El psicólogo especialista hará el análisis funcional de las conductas y establecerá los mecanismos de intervención tanto a nivel cognitivos como emocional y conductual, combinando la intervención directa con la indirecta. La modificación de conducta es necesaria en muchos trastornos y requiere un abordaje sistemático, coherente e integral, teniendo en cuenta la importancia de una buena gestión emocional durante el proceso.

B.- Ansiedad y estrés

La ansiedad es una respuesta humana de intranquilidad, nerviosismo o de hiperactivación. La ansiedad es necesaria para la supervivencia y es una reacción natural de activación ante una amenaza o peligro. Cuando esta respuesta está descompensada o aparece sin motivos crea malestar en la persona que, a menudo, suele entrar en un círculo de autosugestión. Como en casi todas las condiciones humanas existe una predisposición neurobiológica en este tipo de trastornos. En algunas ocasiones la intervención adecuada es farmacológica, no obstante la terapia psicológica siempre va a ser necesaria y ayudará a la persona a conocer y controlar tanto su cuerpo como su mente.

C.- Obsesiones y fobias

Tanto las obsesiones o neurosis como las fobias o miedos pueden tener un carácter clínico, más o menos patológico, incluso pueden aparecer juntas en algunos cuadros.

Casi todas las personas hemos tenido alguna vez algún miedo, sobre todo en la infancia, la mayoría de las veces de tipo evolutivas. Las fobias son temores irracionales que generan angustia y una evitación del estímulo que las provoca. Ejemplos de fobia son la fobia social, agorafobia, claustrofobia, aracnofobia, etc. Hay decenas de fobias conocidas.

Con las técnicas cognitivas, de exposición, desensibilización, etc, más el apoyo de tecnologías como la Realidad Virtual, podemos afrontar con éxito el tratamiento de las fobias.

Las obsesiones son ideas reiterativas e imparables que también generan ira y frustración. Son múltiples las neurosis tanto referidas a objetos y personas como a situaciones. Uno de los ejemplos más frecuentes son las creencias irracionales y los trastornos obsesivos tipo TOC. Este estado de distorsión cognitiva y sufrimiento emocional ha de ser abordado terapéuticamente con técnicas psicológicas tanto cognitivas como conductuales.

D.- Trástornos depresivos

La depresión puede presentarse a cualquier edad y con diferente intensidad, desde alteraciones anímicas hasta períodos de depresión mayor. Hasta el 5 por cien de la población puede presentar algún trastorno depresivo. Muchas veces la depresión va acompañada de otras alteraciones como ansiedad o sucesos traumáticos, muchas veces existe una predisposición y situaciones que la desencadenan. Este tipo de trastornos son un reto para la psicología y el abordaje ha de ser multidisciplinar. Las terapias cognitivas, comportamentales y emocionales ayudarán a superar estos trastornos.

E.- Terapia de pareja

Los problemas de pareja son cada vez más frecuentes y la convivencia en equilibrio, respeto y compromiso es todo un reto para cualquier pareja. La falta de comunicación, crisis puntuales, problemas de tipo sexual, celos, indecisiones ante el futuro, problemas con los hijos, etc, son todos ellos factores que pueden interferir en la vida en pareja.

La psicología ayuda a analizar y comprender estas situaciones y a planificar la restauración y la armonía de la vida en pareja. El profesional ayudará a definir el origen del problema y a tratar aspectos tanto individuales como de la pareja.

F.- Trastornos adictivos

La adicción es un trastorno originado por la dependencia de una sustancia, de un objeto y de determinados comportamientos. Hay pues adicciones a sustancias como las drogas pero también otras como adicción al juego, compras, trabajo, móvil, etc. que, a menudo, generan frustración, ansiedad, baja autoestima, impulsividad y problemas tanto familiares como sociales, laborales y personales.

Tanto en adolescentes como en adultos hay que evaluar las causas así como el perfil psicológico. El objetivo de la rehabilitación es empoderar a la persona para que tome el control y recupere el equilibrio emocional. La mayoría de las veces hace falta la colaboración directa del entorno.

G.- Autoestima y desarrollo personal

La baja autoestima afecta a las relaciones que tenemos con nosotros mismos y con los demás. Para un buen desarrollo personal es importante que cualquier niño, adolescente o adulto se conozca a sí mismo y que utilice herramientas para tener éxito y generar experiencias positivas que vayan enriqueciendo su crecimiento.

La psicología ayuda a trabajar el autoconcepto, a vencer los autorreproches e inseguridades, y a enfrentarse al día a día con expectativas positivas. Se necesita un abordaje integral (cognitivo, conductual y emocional) e integrado contando con la persona y con su entorno.

H.- Intervención online

La inmensa mayoría de trastornos y alteraciones psicológicas son susceptibles del tratamiento online o a distancia. Las ventajas de la terapia online no sólo son económicas al ganar tiempo y evitar desplazamientos sino que también son ventajas terapéuticas porque muchas personas se abren más en la distancia y es fácil hacer el seguimiento y valorar diversos entornos.

La terapia online ofrece pues flexibilidad horaria, la tranquilidad de estar en casa y la confidencialidad y ambiente óptimos. En muchas ocasiones se puede combinar con sesiones presenciales.

Call Now ButtonLlámanos
X