Abile Educativa
Intervención especializada y personalizada: niños, adolescentes, adultos y tercera edad

Orientación académica y profesional

La orientación académica trata de identificar e intervenir sobre las necesidades educativas de cada alumno. Todos los alumnos, independientemente de su capacidad, van a presentar con toda probabilidad alguna necesidad a lo largo de su itinerario educativo. La orientación académica, pues, no sólo va dirigida a las dificultades o trastornos, sino también al acompañamiento y orientación de cada alumno.

A partir de la adolescencia y/o en etapas adultas, la orientación vocacional y profesional ayudará a conocer aptitudes y actitudes de cada persona para que pueda tomar decisiones y dar pasos para alcanzar la formación y/o profesión más conveniente o más adaptada tanto a sus posibilidades como a la demanda.

A.- Orientación académica en infantil

En educación infantil centramos la orientación académica en aspectos evolutivos para comprobar que el desarrollo de cada alumno sea ajustado en comparación con su grupo normativo de referencia.

La valoración y la elaboración de un perfil individual permite actuar de forma temprana y orientar las diferentes necesidades tanto especiales como específicas.

B.- Orientación académica en primaria

Durante la educación primaria es fundamental orientar tanto aspectos instrumentales relacionados con la lectoescritura y el cálculo como otros aspectos relacionados con el aprendizaje en general.

Las competencias básicas que un alumno necesita para desarrollarse han de ser valoradas y orientadas de manera que podamos gestionar puntos fuertes y puntos débiles. Con las herramientas tanto de valoración como de intervención conseguimos gestionar un itinerario adaptativo para cada estudiante.

C.- Orientación académica en secundaria

Durante la etapa de educación secundaria la exigencia es elevada y el alumno ha de tener una serie de competencias adquiridas. Es importante establecer el perfil competencial de cada alumno y ofrecerle la técnica de estudio óptima, que va desde la motivación inicial, pasando por la planificación y hacia estrategias metodológicas que le permitan aprender de forma autónoma, así como generalizar o transferir lo aprendido a la práctica.

D.- Orientación académica en estudios superiores

Muchas personas, inmersas en una educación superior, siguen presentando dificultades en la organización y gestión de su estudio. En otros casos el estrés, la sobrecarga o el nivel de exigencia puede desorientar al alumno. Con la debida valoración de cada perfil personal podemos establecer estrategias y herramientas adecuadas para superar obstáculos que pueden aparecer en cualquier carrera y/o estudio superior.

E.- Orientación vocacional

Algunas personas sienten una inclinación o convicción personal hacia una profesión, sin embargo la mayoría de los estudiantes no tienen clara su trayectoria o lo que quieren para sí mismos. La orientación vocacional ayuda a la elección partiendo del conocimiento de cada persona, de sus intereses y de sus posibilidades reales, teniendo en cuenta también las demandas del entorno.

Así pues, lo que hacemos es explorar los intereses de cada persona, analizar las características del entorno o contexto, y, en tercer lugar, orientar hacia una labor, formación y/o profesión adecuadas.

En la práctica logopédica y durante la intervención utilizamos entornos y herramientas digitales así como instrumentos de monitorización del aprendizaje. La reeducación logopédica adquiere un componente lúdico y motivador.

F.- Orientación profesional

Los alumnos adolescentes y jóvenes necesitan tomar consciencia de sus competencias e intereses para tomar sus propias decisiones en materia de formación. Con la orientación profesional ayudamos a elegir el itinerario formativo más adecuado para cada persona.

Así pues, es fundamental que cada alumno reflexione sobre sus capacidades e intereses, que le orientemos sobre las alternativas formativas y que, finalmente, le acompañemos en la toma de decisiones y en su proyección personal.

La orientación profesional ha de coordinarse con los diversos agentes educativos y ha de ser un proceso tanto individual como colectivo.

G.- Portfolio individual

Cada persona tiene su “mochila de aprendizaje”, su currículo personal y una serie de competencias adquiridas a lo largo de su formación y su desarrollo vital.

Las herramientas tecnológicas profesionales y los conocimientos sociopsicopedagógicos permiten orientar a cada alumno y guiar la configuración de su propia “mochila” o portfolio donde gestionará todas sus competencias clave.

H.- Orientación académica, vocacional y profesional ONLINE

Todos el proceso de orientación, desde la valoración inicial, pasando por la toma de decisiones y hasta el seguimiento, se puede gestionar presencialmente, a distancia o de forma mixta o semipresencial.

En Abile Educativa consideramos la orientación como un acompañamiento vital, un proceso de aprendizaje continuo y permanente a lo largo de la vida o “lifelong learning”, con el necesario soporte personalizado.

Call Now ButtonLlámanos
X