Abile Educativa
Intervención especializada y personalizada: niños, adolescentes, adultos y tercera edad

Estimulación cognitiva

La estimulación cognitiva pretende mejorar las funciones intelectuales que pueden verse deterioradas por diferentes causas y que necesitan ser entrenadas, sin que exista deterioro, para potenciar el rendimiento cognitivo en tareas académicas, profesionales y en otras actividades mentales cotidianas.

En Abile educativa trabajamos la estimulación cognitiva partiendo de la evaluación de las necesidades de cada persona y adaptando programas con soportes tanto gráficos y manipulativos como digitales e informáticos.

La estimulación cognitiva incluye diversas áreas como son: percepción, atención, memoria, razonamiento, autocontrol, lenguaje, gnosias, praxias, orientación, etc. Veamos algunas de las áreas más frecuentes de estimulación.

A.- Atención

Las personas aprendemos casi todas las cosas que hacemos y gran parte de los problemas comportamentales son aprendidos o tienen que ver con variables situacionales. Otras veces existen trastornos de conducta comórbidos o asociados a otras alteraciones o peculiaridades. El psicólogo especialista hará el análisis funcional de las conductas y establecerá los mecanismos de intervención tanto a nivel cognitivos como emocional y conductual, combinando la intervención directa con la indirecta. La modificación de conducta es necesaria en muchos trastornos y requiere un abordaje sistemático, coherente e integral, teniendo en cuenta la importancia de una buena gestión emocional durante el proceso.La atención es fundamental para cualquier tarea tanto cotidiana como profesional y académica. Existen muchos tipos de atención siendo la concentración o atención sostenida una de las más importantes para el estudio. Los mecanismos atencionales se pueden estimular y potenciar con actividades sistematizadas así como con hábitos y conductas. Existe pues un trabajo con herramientas gráficas y digitales unido a modificaciones en el entorno para que la persona se adapte a las demandas de su trabajo, labor o situación.

B.- Memoria

Existen muchos tipos de memoria teniendo en cuenta dimensiones perceptivas, espaciales y temporales. En Abile Educativa utilizamos instrumentos para valorar el perfil de cada persona y establecer sus curvas de memoria para ver puntos fuertes y puntos débiles. Con los soportes adecuados y las tecnologías aplicadas podemos trabajar y desarrollar la memoria. El alumno, trabajador o cualquier persona que lo necesite notará cómo mejoran sus diferentes memorias y cómo ello le ayuda en las tareas del día a día.

C.- Impulsividad y autocontrol

Las tareas de estimulación cognitiva tienen una parte muy importante de inhibición, de controlar las respuestas y de adecuar el ritmo de trabajo a diferentes entornos o exigencias. El trabajo continuado y profesional sobre el control de funciones ejecutivas consigue dotar a cada persona de mayor autocontrol y a gestionar sus impulsos.

D.- Razonamiento lógico

Las tareas de razonamiento lógico tanto verbal como matemático, abstracto y espacial son básicas para cualquier aprendizaje. El razonamiento es una función cognitiva superior que debidamente estimulada nos ayudará a tomar decisiones ante diversas situaciones cotidianas o en contextos más complejos académicos o profesionales.

Las actividades de razonamiento se pueden monitorizar y programar de manera que veamos la evolución positiva y objetiva de cada persona.

E.- Daño cerebral adquirido

Algunas personas pueden sufrir algún tipo de lesión cerebral como consecuencia de algún traumatismo, accidente cerebrovascular, tumor, infección, etc., viéndose alteradas sus funciones cognitivas, físico-motoras, conductuales y emocionales.

La estimulación de las funciones cognitivas es vital, sobre todo durante los primeros meses. Los avances dependen de la edad, tipo y zona de la lesión, evolución de la misma e intervención temprana. La base del tratamiento es partir de las capacidades y funcionalidad de cada persona.

Con las herramientas tecnológicas profesionales damos calidad a la intervención, que se adapta a cada persona y a sus circunstancias, con modalidad tanto presencial como a distancia.

F.- Demencias

El Alzheimer afecta a millones de personas en el mundo, pero no es la única demencia. Existen diversas enfermedades degenerativas del sistema nervioso que conllevan déficit cognitivo múltiple que suele afectar la capacidad intelectual, la memoria, el lenguaje, las praxias y gnosias y el procesamiento de la información, con nivel de conciencia preservado (salvo en fases muy avanzadas).

La estimulación de las funciones cognitivas partiendo de la valoración y adaptando las tareas a cada persona y situación ayudará a mejorar la calidad de vida de estas personas. Las nuevas tecnologías permiten trabajar tanto presencialmente como a distancia adaptando espacios y tiempos.

G.- Entrenamiento para el estudio

Estudiar es una actividad neuropsicológica compleja que implica la puesta en marcha de mecanismos y funciones cognitivas múltiples. La estimulación cognitiva adaptada al nivel de cada estudiante sirve como entrenamiento para que el sistema nervioso esté preparado para rendir de forma óptima.

Cada estudiante tiene unas necesidades específicas y la valoración del perfil de cada alumno nos permite adaptar actividades y ejercicios para cada caso, tanto de forma presencial como online.

H.- Altas capacidades

Las personas con Altas Capacidades presentan perfiles muy diversos, con alta potencialidad y, en ocasiones, con alguna necesidad específica. Conocer el perfil de cada persona nos permite adaptar programas de estimulación cognitiva específicos tanto de alto nivel como para potenciar puntos débiles.

Las altas capacidades no están exentas de barreras. Con el trabajo neurocognitivo, bien presencial o bien online, trabajaremos tanto las barreras como las fortalezas de cada persona para garantizar un desarrollo armónico.

Call Now ButtonLlámanos
X